Compartir

Pese a su juventud e inexperiencia el soldado Bradley Manning puso en jaque al Gobierno de Barack Obama, catapultó al fundador de Wikileaks, Julian Assange, y abrió un debate mundial sobre el papel de EE.UU. y su guerra contra el terrorismo.Con apenas 22 años, Manning, un analista novato desplegado en Irak, hizo una filtración histórica de documentos clasificados a Wikileaks, que pasó así de ser u…