domingo, 20 septiembre 2020 7:25

Unidad y mutuo entendimiento, los lemas de Surinam para la presidencia de la Unasur

“Surinam puede desempeñar un papel clave en estrechar aún más los lazos entre los pueblos de Suramérica y del Caribe”, afirmó la responsable de comunicación de la Presidencia surinamesa, Lindsay Goossens, en sus respuestas a un cuestionario que le envió Efe.

Paramaribo, la capital surinamesa, acogerá el 30 de agosto la VII Cumbre ordinaria de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), durante la cual Perú traspasará la presidencia rotativa del organismo a Surinam.

Surinam y Guyana, antiguas colonias de Holanda y Reino Unido, respectivamente, son los únicos miembros de la Unasur que no pertenecen a la comunidad iberoamericana.

Los restantes socios de Unasur son Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Para el Gobierno de Desi (Desiré Delano) Bouterse, presidente de Surinam desde julio de 2010, la cumbre de Paramaribo es algo especial.

“Tiene una significación histórica para Surinam, en primer lugar porque asumirá la presidencia pro témpore y, en segundo, porque Paraguay volverá al seno de la familia de naciones suramericanas”, subrayó Goossens.

El nuevo presidente paraguayo, Horacio Cartes, participará en la Cumbre de Paramaribo, lo que marcará el retorno de Paraguay a la Unasur después de un año y dos meses de suspensión, según anunció el martes en Asunción el canciller paraguayo, Eladio Loizaga.

Los Gobiernos de los otros once países integrantes del bloque acordaron suspender a Paraguay en junio de 2012 en rechazo a la destitución de Fernando Lugo de la Presidencia del país, mediante un juicio político en el Senado.

“Con la presencia de toda la familia de naciones en Paramaribo nuestra unión será completa y así podremos continuar contribuyendo juntos a la promoción del bienestar de nuestros pueblos, mientras a la vez fortalecemos los cimientos (de Unasur) para hacer frente a los retos de la agenda regional e internacional”, dijo Goossens.

Si como desea el Gobierno surinamés en la cumbre “están representados los doce países de Unasur”, Cartes se encontrará allí con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que tuvo un papel principal en la imposición de sanciones a Paraguay por la destitución de Lugo y no fue invitado a la toma de posesión del nuevo gobernante paraguayo.

Al respecto, Goossens señaló que Unasur ha demostrado “en varias ocasiones su madurez política para afrontar desafíos de muy diversa naturaleza” y el conflicto Paraguay-Venezuela no va a ser la excepción.

“Como grupo regional y actor global, Unasur ha demostrado ser capaz de superar las dificultades y convertir los desafíos en oportunidades”, dijo la alta funcionaria surinamesa, quien subrayó que la fórmula para encontrar soluciones a los problemas entre los miembros del organismo ha sido, y lo seguirá siendo con Surinam como presidente temporal, “diplomacia y madurez política”.

Durante la presidencia de Unasur, Surinam se guiará por el lema “unidad y mutuo entendimiento” para hacer realidad los objetivos compartidos y prestará “especial atención al desarrollo económico, a la reducción de la pobreza y el respeto al medio ambiente”.

En cuanto a la agenda de la cumbre, indicó que aún está abierta “un proceso de consultas”.

Perú presentará a los gobernantes asistentes un informe sobre los resultados de su presidencia rotativa y habrá otros documentos de asuntos “relativos a la visión estratégica de Unasur y el fortalecimiento institucional de la Secretaria General”.

También está confirmado que los participantes en la reunión rendirán homenaje al fallecido presidente venezolano Hugo Chávez antes de firmar la Declaración de Paramaribo, que, según Goossens, va a servir de “guía para relevantes temas de la agenda regional de Unasur y la proyección de la región sudamericana como actor global”.

Hasta ahora está confirmada oficialmente la asistencia de Cartes y de los presidentes Evo Morales (Bolivia) y Dilma Rousseff (Brasil), pero Goossens está convencida de que habrá una gran representación en la primera cumbre de Unasur en Surinam.

Surinam, con un territorio de 163.270 kilómetros cuadrados y una población, según datos de 2011, de alrededor de 549.000 habitantes, pertenece a Unasur, a la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) y al Caricom (Comunidad caribeña) y ha iniciado los trámites para ser miembro asociado del Mercosur.