domingo, 27 septiembre 2020 12:17

Crisis en Egipto: La UE estudia hoy congelar las ayudas para frenar la violencia

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea se reunirán este miércoles de manera extraordinaria en Bruselas para revisar las relaciones con Egipto y examinar medidas de presión como la congelación de las ayudas o el embargo de armas, como modo de presión para forzar a las autoridades del país a poner freno a la represión violenta emprendida contra los seguidores del presidente depuesto, Mohamed Mursi.

Los Veintiocho ya tuvieron una primera reunión el lunes a nivel de embajadores que sirvió para reiterar su llamamiento al fin de la violencia y apelar a una “solución política” entre las partes, pero no avanzaron en definir las sanciones que el bloque europeo podría activar.

Los jefes de las diplomacias europeas esperan una lista de opciones que habrá preparado en los días previos la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, y que incluirá ideas ya planteadas por distintos Estados miembros, según adelantó el lunes el representante especial de la UE para el Mediterráneo Sur, Bernardino León. “Serán los ministros los que tomen una decisión, pero será una decisión que trate de mantener los canales abiertos y de mantener a la UE como un actor positivo, aunque trate de dar una respuesta a los importantes desafíos y preocupación sobre Egipto“, explicó el lunes León.

El diplomático europeo evitó dar detalles sobre las opciones que se barajan, pero aludió a las expuestas en los últimos días por distintos países, en referencia al embargo de armas que ha planteado Alemania o a la congelación de la ayuda que defienden países como Austria, pero que ven con reservas otras delegaciones por temor a que una acción así afecte a la población.

Entre los fondos que podrían verse afectados está el paquete de 5.000 millones de euros que la Unión Europea ofreció a Egipto en noviembre de 2012 en forma de préstamos y garantías para apoyar proyectos con los que reforzar la transición democrática. Tras reunirse con los 28, León reconoció el lunes que la situación actual en Egipto “no deja demasiado espacio para el optimismo”, pero insistió en el papel clave en lo económico y en lo político que puede jugar la UE en esta crisis, para intentar ofrecer “alternativa que vayan en la buena dirección” para el futuro de Egipto.