Compartir

“Hemos revisado el tema de la Ley de Reconvención de la Deuda que tanto se habla y que tanto problema da, vamos a vetar la ley y la devolveremos al Congreso con las observaciones que consideramos nosotros”, declaró Lobo durante la sesión del Consejo de Ministros.

El gobernante señaló que no quiere convertir el tema de esa ley, denominada por los sectores más críticos como “Ley hipoteca”, en “un debate político”.

El pasado día 14, Lobo dijo que no iba a sancionar la ley y que sería su sucesor el que decidiría si la sancionaba o no.

La ley, aprobada el 19 de julio pasado por el Parlamento, con la dispensa de dos debates, permite el traspaso o venta de proyectos de energía eléctrica y de telecomunicaciones que el Estado mantiene inactivos a empresarios extranjeros.