Compartir

La Cámara de los Diputados checa aprobó ayer su disolución, con lo que despejó el camino para la celebración de elecciones anticipadas, previsiblemente en octubre, con el voto favorable de socialdemócratas, comunistas, conservadores y populistas. Los diputados decidieron poner fin a una legislatura agonizante, que de otra manera se habría prolongado hasta la primera mitad de 2014, una vez contrast…