Compartir

En una entrevista a la radio pública israelí, Livni se mostró partidaria de reemplazar a esa formación política por el Partido Laborista, actualmente en la oposición, a fin de impulsar las negociaciones con los palestinos, reanudadas tras casi tres años de parón.

“Hogar Judío (Habait Hayeudí) se opone a la solución de dos estados, y esto es muy problemático en el contexto de las negociaciones”, dijo Livni.

En su opinión, con el objeto de hacer avanzar el recién nacido proceso de paz se deben adoptar decisiones clave.

La responsable israelí, quien se entrevistó la semana pasada en Jerusalén con un equipo palestino en el marco del flamante proceso de diálogo entre las dos partes impulsado por Washington, agregó que volverá a participar en una ronda negociadora, aunque no precisó el lugar ni el momento.

Las conversaciones entre israelíes y palestinos se están caracterizando en esta ocasión por una gran discreción y apenas trasciende el contenido o la agenda de los contactos.

Por su parte, el jefe de Hogar Judío, Naftalí Benet, respondió en Facebook a las declaraciones de la ministra con una voz en hebreo que puede ser traducida como “crece ya”.

La jefa del Partido Laborista israelí, Shelly Yajimovich, enumeró el viernes al diario “Haaretz” una serie de condiciones para que su formación se sumara eventualmente al actual Ejecutivo.

Entre ellas figura un rol destacado de Estados Unidos en la elaboración de un acuerdo definitivo de paz, que se adopte la decisión de evacuar los asentamientos judíos aislados en territorio palestino y la salida de Hogar Judío de la coalición.