Compartir

“Es una negligencia estremecedora que las fuerzas de seguridad (egipcias) hayan fracasado a la hora de evitar estos ataques sectarios y de proteger a los cristianos coptos”, dijo hoy el director adjunto del programa de AI para Oriente Medio y África del Norte, Hassiba Hadja Sahraui.

La organización pro derechos humanos ha pedido que los cruentos ataques contra los cristianos coptos egipcios “se investiguen” y que sus responsables sean llevados ante un tribunal, a raíz de los enfrentamientos ocurridos desde que el pasado miércoles el ejército egipcio desmantelara dos acampadas islamistas.

“En la actual situación política de punto muerto, tanto las autoridades egipcias como el liderazgo de los Hermanos Musulmanes han fracasado de manera vergonzosa a la hora de evitar y frenar los ataques contra los cristianos coptos”, indicó Sahraui.

En opinión del responsable de AI, “condenar la violencia no es suficiente” y los “trágicos ataques no han sorprendido dado el lenguaje sectario e incendiario empleado por algunos simpatizantes del (depuesto presidente) Mohamed Mursi”.

“Los ataques contra los cristianos coptos deben ser investigados y han de llevarse ante la justicia a aquellos que son responsables”, apuntó.

La comunidad copta ha sufrido agresiones en Egipto desde que estallaron los disturbios en El Cairo el pasado 14 de agosto y algunos de sus miembros han sido asesinados al tiempo que sus iglesias, negocios y hogares se han convertido en objetivo de violentos ataques.

Según datos de Amnistía, 38 iglesias han sido incendiadas y otras 23 han sufrido daños parciales por todo el país al tiempo que docenas de viviendas y negocias han sido saqueados o quemados.

Solo en la provincia de Minya, donde según AI la situación es “especialmente desesperada”, se han registrado más de 20 ataques contra iglesias mientras que otros se han producido en Alejandría, la provincia de Assiut, la ciudad de Beni Suef, Fayum, Gida, Norte del Sinaí y Suez.