Compartir

La última emisión de letras a seis y doce meses del Tesoro fue el pasado 16 de julio, cuando colocó 4.045 millones, aunque entonces el interés subió frente a la subasta precedente de esta denominación.

En las letras a seis meses el interés fue del 0,968 %, el más elevado desde diciembre de 2012, y en el caso de las de doce meses, desde febrero de 2013, ya que subió al 1,520 %.

El Tesoro lleva sin emitir deuda desde el pasado 1 de agosto, cuando adjudicó 3.218 millones en bonos a tres y cinco años, muy por encima del objetivo máximo previsto, y por tercera vez consecutiva, con rebajas en el interés.

La emisión de bonos y obligaciones prevista para el pasado 14 de agosto fue eliminada, tal y como ha ocurrido en otras ocasiones con las subastas de bonos de mediados de agosto.

Con la emisión del 1 de agosto, el Tesoro llevaba ya captados en el mercado 92.200 millones en deuda a medio y largo plazo, lo que supone el 76 % de la previsión de emisión para todo el año incluida en el programa de financiación del Tesoro Público, que está fijado en 121.300 millones.