Compartir

La Dirección General de Tráfico va a desplegar a lo largo de esta semana todos sus radares móviles en una nueva campaña contra los excesos de velocidad. Durante 2011, 475 personas fallecieron en siniestros en los que la velocidad aparecía como factor desencadenante. Los controles comenzaron ayer.