Compartir

Las ventas de casas aceleraron su caída durante el último año, y esa debacle se ha trasladado también a los precios. Según una estadística del Consejo General del Notariado, el número de viviendas vendidas en junio de 2013 registró un desplome interanual del 26,9%, que se dispara hasta el 27,7% en el caso de los pisos.