Compartir

El hundimiento del ferry «Santo Tomás de Aquino», que el pasado viernes colisionó contra un buque de carga en las inmediaciones del puerto de Cebú (Filipinas), deja ya al menos 40 muertos y 170 desaparecidos. La colisión entre las dos embarcaciones provocó el naufragio de la primera, con 831 pasajeros a bordo. Las autoridades de la isla de Cebúanunciaron ayer la suspensión de las tareas de rescate…