Compartir

El descontento producido por la reciente reforma eléctrica del Gobierno ha llegado, en mayor o menor medida, a todos los actores implicados en el sistema: consumidores, compañías eléctricas tradicionales y productores de renovables. Estos últimos, por ejemplo, claman contra el nuevo régimen retributivo ideado para las llamadas energías limpias. Pero también contra otra de las múltiples patas de la…