Quantcast

Al menos 11 muertos en Nigeria en un supuesto ataque de Boko Haram

El ataque ocurrió en la ciudad de Damboa -a unos 85 kilómetros de Maiduguri, capital de Borno- a última hora del jueves, cuando un grupo de pistoleros dispararon contra la población de manera indiscriminada, afirmó Gwasha.

“Quienes atacaron a nuestra gente son los mismos que mataron a 44 personas en la vecina localidad de Konduga”, dijo a Efe por teléfono el parlamentario, en referencia a otro atentado atribuido a los fundamentalistas islámicos días antes.

“Habíamos alertado a las fuerzas del orden para que intensificaran la seguridad, pero el refuerzo vino demasiado tarde”, agregó Gwasha.

Ningún grupo se ha atribuido, de momento, el ataque de Damboa, si bien las autoridades creen que fue obra de Boko Haram, que recientemente ha perpetrado varios atentados en respuesta a la ofensiva del Ejército nigeriano contra los radicales.

Desde el pasado 16 de mayo, Nigeria lleva a cabo una ofensiva antiterrorista en los estados septentrionales de Yobe, Borno y Adamawa (todos ellos bajo estado de emergencia), tras un incremento de la actividad criminal en esa zona, donde opera Boko Haram.

El Ejército de Nigeria anunció el pasado miércoles que ha matado al “número dos” de Boko Haram, Momodu Bama (conocido también como Abu Saad) durante un ataque contra esa secta radical en Borno.

El Gobierno nigeriano ha declarado su disposición a entregar a la Corte Penal Internacional (CPI) a miembros detenidos de la secta radical, después de que la Fiscalía del tribunal indicara que se le pueden imputar al grupo terrorista crímenes contra la humanidad.

La pasada semana, el Ejército del país africano aseguró que tiene a unos 1.000 supuestos integrantes de Boko Haram bajo su custodia.

El nombre de la secta radical significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, y sus miembros luchan presuntamente por imponer la ley islámica en el país, de mayoría musulmana en el norte y preponderancia cristiana en el sur.

Desde 2009, cuando la Policía acabó con el líder de Boko Haram, Mohammed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado unos 1.400 muertos, según la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW), aunque el Ejército de Nigeria asegura que las víctimas son más de 3.000.

Pero HRW, al igual que Amnistía Internacional (AI) y otras organizaciones internacionales, también ha denunciado numerosos abusos por parte de las Fuerzas de Seguridad de Nigeria.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, económicas, religiosas y territoriales.

Comentarios de Facebook