Compartir

El doctor Ahmed Kamal camina perdido entre la muchedumbre que se concentra frente a la mezquita Al-Fatah de la plaza Naser de El Cairo. Le acompaña su esposa, a la que solo se le ven unos pequeños ojos llorosos entre la tela negra que tapa su cuerpo de la cabeza a los pies. La pareja viene directa de la mezquita Al-Imam de Ciudad Naser, el templo que se convirtió en la morgue improvisada para albe…