Compartir

Tras pasar 18 meses en coma como consecuencia de los daños cerebrales sufridos en un accidente de esquí en Austria, el hermano menor del rey de Holanda falleció el pasado lunes en La Haya por complicaciones en su estado.

La muerte de Friso pone el punto negro a un año de cambio para las tradicionalmente discretas monarquías belga y neerlandesa, que en apenas unos meses han visto las abdicaciones del rey Alberto y de la reina Beatriz en favor de sus hijos, Felipe y Guillermo-Alejandro.

Tras 33 años en el trono, la ahora princesa Beatriz abrió el camino el pasado 30 de abril, cediendo el puesto a su heredero, de 46 años, que ha asumido sin problemas sus nuevas funciones y disfruta de una gran popularidad junto a su esposa, la argentina Máxima Zorreguieta.

Menos de tres meses después era Alberto II el que pasaba el testigo tras ocupar el trono desde 1993, dando paso a su hijo Felipe como séptimo rey de los belgas.

El hermano del rey Balduino, de 79 años, abandonó el trono asegurando que su edad no le permitía ya ejercer sus funciones del modo que desearía y subrayando el grado de preparación de Felipe para asumir la jefatura de Estado.

Alberto, que conquistó poco a poco a los belgas y terminó por ganarse su respeto gracias a su decisivo papel en las repetidas crisis políticas del país, se despidió gozando del cariño de los belgas.

Sin embargo, sus últimos meses en el trono no fueron todo lo plácidos que el monarca hubiese deseado, pues su presunta hija ilegítima, Delphine Boël, llevó su caso a los tribunales para tratar de ser reconocida.

Böel -hija de la baronesa Sybille de Selys-Longchamps, con la que Alberto II mantuvo una prolongada relación extramatrimonial- solicitó ante la Justicia belga someter a pruebas de ADN al monarca y a su sucesor con el fin de demostrar su parentesco.

Alberto nunca ha admitido oficialmente que la mujer sea su hija, pero reconoció implícitamente su paternidad durante un discurso de Navidad en el que abordó la “crisis” que sufrió su relación con la reina, con quien se casó en 1959.

El caso está aún pendiente, pues Boël ha aprovechado la abdicación del monarca para iniciar un nuevo procedimiento aprovechando que éste ya no es el jefe del Estado, con las dificultades que ello conllevaba a la hora de hacerle acudir ante un juez.

El escándalo, sin embargo, no ha sido el único que ha salpicado a la familia real belga a lo largo del año.

La salida a la luz de una fundación privada creada por la reina Fabiola, viuda de Balduino, con la que podía evitar que sus herederos pagaran impuestos de sucesión espoleó durante meses un debate en el país sobre los privilegios económicos de la realeza.

El impacto del caso fue tal que el Gobierno terminó por anunciar un recorte de las dotaciones que recibe la familia real, en especial la propia Fabiola, y obligará por primera vez a sus miembros a pagar impuestos por una parte del dinero que ingresen.

Además, también en el terreno de la polémica, el príncipe Lorenzo volvió a estar en el centro del huracán tras conocerse que tuvo contactos con diplomáticos de Angola sobre los proyectos energéticos que desarrolla su fundación y de los que no informó al Gobierno y la Casa Real.

Lorenzo, hijo menor de Alberto II, se ha visto involucrado en los últimos años en varios escándalos, el más importante al destaparse un supuesto caso de facturas falsas y desvío de fondos de la Marina, a lo que se ha sumado un carácter díscolo que le llevó incluso a estar temporalmente excluido de los actos oficiales de la Casa Real.

Si en Bélgica y Holanda los últimos meses han sido especialmente dramáticos por los cambios, las tragedias y los problemas, en Luxemburgo, la tercera pata del Benelux, el protagonismo ha sido para las bodas.

El príncipe heredero del Gran Ducado, Guillermo de Nassau y Borbón de Parma, contrajo matrimonio a finales del pasado año con la aristócrata belga Stéphanie de Lannoy en una ceremonia a la que asistieron miembros de la realeza de todo el mundo.

Mientras, este año será el turno de su hermano Félix, que ha anunciado su enlace para el próximo mes de septiembre.