Compartir

El contacto telefónico con Merkel, según la sede de la presidencia gala, tendrá lugar a las 14.00 hora local (12.00 GMT), y con Cameron está previsto para las 18.30 (16.30 GMT).

Egipto se encuentra sumergido en una espiral de violencia desde el pasado miércoles, día en que la policía atacó en El Cairo para desmantelarlas dos acampadas que mantenían los seguidores del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi.

El último recuento ofrecido por las autoridades egipcias elevan a al menos 578 el número de muertos el miércoles y a 4.200 el de personas heridas, y todavía no se ha informado de la cifra de víctimas en los disturbios registrados ayer.

Hollande convocó ayer al embajador egipcio en la capital gala, Mohamed Kamel, para transmitirle la “gran preocupación” de Francia ante la situación, y lo mismo expresaron a los diplomáticos egipcios los Gobiernos de Alemania, Reino Unido, Italia o España.

En esa reunión, según indicó el Elíseo, el jefe del Estado francés pidió el cese “inmediato” de la represión, así como que se haga todo lo posible para evitar una guerra civil.

Hollande, que ha acortado sus vacaciones para abordar esta crisis, subrayó igualmente que se debe respetar en el país árabe el derecho a manifestarse pacíficamente, y recordó igualmente el deber de los manifestantes de actuar de forma pacífica.