Compartir

De poco sirve vender cuando nadie compra y ante esta tesitura, la Eurozona no parece un destino propicio para buscar clientes. En una crisis en la que la moneda única ha servido de pieza de presa perfecta, España ha orientado sus ventas hacia destinos alternativos. Así, la dependencia de las exportaciones españolas a la Eurozona respecto al total se ha reducido en casi un 10% desde que comenzó la …