Compartir

El portavoz de la Izquierda Plural en el Congreso, José Luis Centella, ha afirmado que las declaraciones ante el juez que instruye el 'caso Bárcenas' suponen “entrar en una fase en la que se impone el 'sálvese quien pueda' en el PP”, aunque “eso significa disparar hacia arriba”.

“Si los señores Arenas y Álvarez-Cascos no controlaban al señor Bárcenas, se supone que lo controlaba alguien más arriba, los señores Aznar y Rajoy”, ha señalado Centella en una rueda de prensa en Málaga en referencia a la declaración ante el juez Pablo Ruz de los ex secretarios generales del PP.

Para el diputado de IU, “se plantea claramente que no se niega la evidencia, simplemente se olvida”, y “se constata que al menos una parte importante de los papeles de Bárcenas son los papeles del PP, son la contabilidad del PP, y en esa contabilidad empieza a haber evidencias de que hay una financiación anómala”.

Ha añadido que “cada vez más evidencias de la necesidad de una investigación parlamentaria”, porque “hay preguntas que Arenas, Álvarez-Cascos o Cospedal pueden no contestar en sede judicial, pero que sí tendrían que contestar en sede parlamentaria”. Por ello, el grupo de la Izquierda Plural está preparando una serie de preguntas “que no han sido contestadas en sede judicial para que sean contestadas en el Parlamento”, porque el PP “no puede decir que no le consta, que no recuerda cómo se financió, cómo recibió ayudas y si firmaba recibos para esas ayudas”.

Centella considera “evidente” que “se está juzgando la posible financiación irregular del PP”, y “que sea responsable Rajoy, Aznar, Arenas, Cascos o Bárcenas da lo mismo”, porque “el hecho de que sólo el contable o el gerente fuera responsable de las cuentas, algo muy difícil de creer, no exime al PP de responsabilidad”.