Compartir

El riesgo país de España ha perdido 127 puntos básicos desde comienzos de año y 259 en un año, desde el 14 de agosto de 2012.

El rendimiento del bono español a diez años, cuyo diferencial con el alemán del mismo plazo mide el riesgo país, se reducía al 4,467 % desde el 4,493 % de la víspera, en tanto que el bono germano elevaba su rentabilidad al 1,821 %, en previsión de una mejor evolución de la economía y de los precios en el país.

Ese repunte permitía a la prima de riesgo de Italia reducirse al inicio de la sesión hasta 240 puntos básicos, mientras que las de Portugal e Italia subían ligeramente, hasta 467 y 789 puntos básicos, respectivamente.

La mejoría se extendía también a los seguros de impago de deuda (“credit default swap” o CDS), relativos a los bonos a diez años de España para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares, que al comienzo de la jornada se negociaban a 263.000 dólares, por debajo de los 270.800 dólares de la víspera y de los 276.630 de Italia.

Hace un año, el 14 de agosto de 2012, los CDS de España se negociaban 481.090 dólares anuales y eran los sextos más caros del mundo, sólo por detrás de Argentina, Venezuela, Ucrania, Portugal y Líbano.

En cuanto a los futuros, los que adelantan el comportamiento de la deuda europea caían al 140,75 % desde el 143,86 % anterior, en tanto que los que predicen el futuro de la deuda estadounidense comenzaban la jornada en el 125,21 %.