Compartir

La rehabilitación motriz de brazos, antebrazos, hombros y mano cuenta ahora con la más alta tecnología en la ?nube?, es decir, en el espacio digital, gracias a que se combina la posibilidad de captar en tiempo real los movimientos del paciente con la realidad virtual. El Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo utiliza este sistema, llamado Toyra, desde 2011 pero ahora se suma una novedad: el programa desarrollado por la empresa Indra, está en el ciberespacio, lo que se conoce como ?nube? o ?cloud?.

Cuando se utiliza, tanto el paciente como el médico especialista acceden con una clave al su perfil, que está almacenado en el sistema, y tiene registrada toda la información del usuario. La ventaja es que se puede acceder desde cualquier lugar y en todo momento. Así se comienza la terapia a través de Toyra, que captura el movimiento con sus sensores y envía la información a la estación de Terapia Interactiva. En la pantalla, el paciente queda convertido en un avatar, como si fuera un videojuego, por lo que las sesiones tienen también el componente lúdico. Sus movimientos quedan registrados y los resultados están a disposición del médico, que cuenta con la historia clínica del paciente.

Una de las aplicaciones a corto plazo de este proyecto, que contó con la colaboración de la Fundación Rafael del Pino, es deslocalizar los tratamientos para fomentar lo que se conoce como ?telerehabilitación?: que después de recibir el alta, el paciente haga la rehabilitación en su propio domicilio. El seguimiento clínico sería, entonces, remoto. Sin embargo, es importante que el paciente cuente con un cierto grado de autonomía y sea capaz de ejecutar las terapias por sí mismo. En cuanto a la cuestión tecnológica, es de fácil instalación y manejo para el paciente. Toyra tiene dos versiones: ?Autónomo?, para usar en casa, y ?Asistido?, para ser utilizado dentro del propio hospital.