Compartir

Mugabe, de 89 años, realizó este anuncio en un discurso con motivo de Día de las Fuerzas de Defensa, en el que se vanaglorió de que las potencias occidentales no hayan podido impedir que su partido tome el control de los recursos naturales del país.

El presidente de Zimbabue ya avanzó ayer, en su primer discurso oficial desde su triunfo en las elecciones del pasado 31 de julio, su compromiso de intensificar el polémico programa de “indigenización”, una apropiación -a veces sin compensación- de tierras y empresas de propietarios blancos por parte de los negros.

Ante miles de personas que asistieron a las celebraciones en un estadio de fútbol de Harare, Mugabe se comprometió hoy a trabajar para que la población indígena zimbabuense “disfrute de una mayor parte de los recursos del país”.

“Ahora que el pueblo de Zimbabue nos ha otorgado un mandato contundente en el Gobierno -agregó-, vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para asegurar que se cumple nuestro objetivo de indigenización, empoderamiento, desarrollo y empleo”.

La ley en Zimbabue obliga a las empresas extranjeras a ceder el 51 % de sus acciones a la población negra zimbabuense.

Hasta el momento, el programa de “indigenización” se ha centrado en el sector minero, aunque Mugabe, en su próximo mandato, podría extenderlo al sector de la banca comercial, incluidas las filiales de las británicas Standard Chartered y Barclays.

El jefe de Estado obtuvo el 61 % de los votos en los comicios del 31 de julio, frente al 33 % conseguido por el líder del Movimiento por el Cambio Democrático (MCD) y primer ministro saliente, Morgan Tsvangirai, según la Comisión Electoral de Zimbabue.

Estos resultados deben poner fin al Gobierno de unidad nacional vigente desde 2009 con Mugabe como presidente y el líder del MDC como primer ministro.

Sin embargo, el resultado de los comicios ha sido recurrido judicialmente por Tsvangirai, al considerar que fueron fraudulentos.

Durante su campaña de reelección, Mugabe adelantó que intensificaría la toma de control sobre grandes empresas extranjeras dirigidas por blancos.

Tras conocerse el veredicto de las urnas, el pasado día 4, las acciones experimentaron marcados descensos en la Bolsa de Zimbabue.