Compartir

En un tema muy sensible para los mexicanos, el mandatario citó una reforma al artículo 27 de la Carta Magna del presidente Lázaro Cárdenas (1934-1940), que en 1938 realizó la expropiación petrolera, para abrir la puerta a los contratos de utilidad compartida con el sector privado.

Con esta reforma, tanto Petróleos Mexicanos (Pemex) como la Comisión Federal de Electricidad “se mantienen 100 % como propiedad de la nación. (…) No se venden ni se privatizan”, apuntó Peña Nieto, quien destacó que el objetivo es fortalecerlas y modernizarlas, y abaratar el coste energético para las empresas y familias.