Compartir

El abogado Manuel Maza, encargado de la defensa del condenado a treinta años de prisión en Marruecos por delitos de pederastia, Daniel Galván Viña, interpuso el pasado viernes un recurso de reforma contra el auto que mandó a prisión a su defendido, y reclama su “inmediata puesta en libertad”, aunque sea con medidas cautelares.

El letrado acudió el pasado viernes por la mañana a ver a su defendido en la prisión de Soto del Real, en Madrid, donde se encuentra ingresado tras ser detenido el lunes, 5 de agosto, en un hotel de Murcia y puesto a disposición de la Audiencia Nacional, que decretó su prisión provisional.

El abogado encontró a Galván “muy tranquilo”, aunque admite que se le ve “afectado por los problemas mentales” que se certifican en la documentación que el propio extraditado facilitó al letrado, y que éste aportó al Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, encargado del caso.

“Se le van un poco las ideas pero está tranquilo y dispuesto a aguantar lo que sea, pero con deseo de que se pueda aclarar la verdad de todo este asunto”, añade Maza en declaraciones a Europa Press.

Durante el encuentro, Galván aseguró a su letrado que “no es verdad nada de los hechos por los que se le condenó“.

Admite que, efectivamente, hizo “grabaciones”, pero que se trata de grabaciones “que no son obscenas” y que “no tienen nada que ver con los delitos por los que ha sido condenado”.

El abogado añade que el “problema mental” de su defendido es tan “pronunciado” que, incluso, “se aduce en los partes médicos”, y cree que “tendría que haberse tenido en cuenta, por lo menos, como atenuante”.

Con esa “problemática”, confirma que la pena “no pudo ser jamás la que se le impuso finalmente en Marruecos”, consistente en 30 años de prisión.

Galván también se ha declarado inocente de los hechos denunciados por un vecino de Torrevieja, Alicante, por presuntos abusos sexuales cometidos a su hija, menor de edad, “hace años”.

En concreto, manifestó a su letrado que, “por descontado”, los hechos denunciados en este caso “no son ciertos”.