Compartir

Stephanie Banister, la candidata xenófoba que identificó el Islam con un país en una entrevista televisada, ha anunciado su retirada de la campaña electoral a las elecciones generales australianas del 7 de septiembre. Banister cometió otros errores de bulto, como decir que los judíos son seguidores de Jesucristo.

Banister, candidata del Partido Una Nación por la circunscripción de Queensland, ha sido retirada de la lista de la formación que lidera Jim Savage. “Se le ha retirado la candidatura a Stephanie Banister por el desafortunado retrato que se ha dado en los medios de comunicación y por el ridículo por un error menor en una declaraciones”, ha explicado Savage en declaraciones a la cadena pública ABC.

“Ha tomado esta decisión tras las amenazas que ha recibido y en interés de su familia y del partido”, ha añadido. “Recibió una llamada en la que una persona le decía que según la ley de la 'sharia' (ley islámica) 'nos ocuparemos de gente como tú'”, ha indicado Savage.

Durante la entrevista, el miércoles por la noche, Banister dijo frases como “no estoy en contra del Islam como país , pero creo que sus leyes no deberían aplicarse aquí en Australia”. Basó sus argumentos en que el 2% de los australianos “siguen el haram”, confundiendo las prohibiciones del Islam con el Corán, su libro sagrado.

Banister abogó por prohibir la comida 'halal', la elaborada conforme a las consignas islámica, pero al ser interrogada por la comida 'kosher' judía, la defendió y dijo que “los judíos no están bajo el 'haram', tienen su propia religión, que sigue a Jesucristo”.