Compartir

Michael Gallagher perdió a su hijo Aiden en el atentado de Omagh y, desde ese fatídico 15 de agosto de 1998, jamás ha descansado tranquilo. Con el grupo de apoyo que fundó con otros familiares, The Omagh Support and Self Help Group, batalla día tras día por destapar la verdad en la cadena de movimientos previos al estallido de la bomba con 250 kilogramos de explosivos que se encontraba en la malet…