Compartir

El Gobierno mexicano está en entredicho. Una inexplicable decisión judicial que ordenó liberar al histórico narcotraficante Rafael Caro Quintero, de 61 años, ha tensado los lazos con EE.UU., cuyos representante se declaran «profundamente preocupados» por la excarcelación de un reo que había torturado y asesinado a un miembro de la Agencia Estadounidense contra las Drogas (DEA)y a quien aún le qued…