Compartir

Entre 40.000 y 70.000 euros era el precio que tenían que pagar a una poderosa red de inmigración ilegal ciudadanos chinos, sobre todo de las provincias de Fujian y Zhejiang, para cumplir su sueño de llegar a Estados Unidos y Gran Bretaña. Francia y España eran la última etapa de su viaje yno les importaba pasar aquí una temporada trabajando en régimen de simiesclavitud para conseguir su objetivo. …