Compartir

Así se desprende de un estudio de la red de equipos de investigación de 16 universidades españolas, Hispalink, que precisa que las predicciones regionales están condicionadas por la evolución del entorno económico nacional e internacional.

Aprecian que la Eurozona en su conjunto sufre una etapa de recesión y crisis que puede extenderse aún más años y que, si las expectativas no son optimistas, su impacto sobre la confianza de agentes económicos nacionales e internacionales se ve aún empeorada por las continuas revisiones del crecimiento a la baja.

Por ello, y con la información regional disponible, el escenario básico de predicción refleja una contracción del PIB español en 2013 del orden del 1,3 %.

Por comunidades autónomas, los peores registros, con tasas de variación negativas del 1,7 %, se presentan para Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cantabria y Andalucía, regiones muy afectadas por descensos de las actividad industrial y constructora, además de sufrir los “intensos recortes” del sector público.

De hecho, este deterioro en el crecimiento regional se ve intensificado por la ausencia de estímulos por parte de las administraciones públicas y la escasez de expectativas positivas en los agentes económicos regionales.

Por el contrario, tienen una situación algo menos desfavorable en 2013 Baleares, Galicia y Canarias, con tasas de crecimiento negativo en promedio en torno al medio punto, gracias a un mejor comportamiento del sector servicios regional, especialmente del turismo.

Hispalink señala que la evolución futura depende muy directamente de las nuevas exigencias de austeridad que se establezcan y, por tanto, de decisiones tanto internas como de la UE “difíciles de predecir”.

Para 2014 pronostica un crecimiento positivo para la economía española del 1,0 %, resultado de la agregación de predicciones regionales, que podría estar liderado por Madrid, Cataluña y Navarra, sustentado en una mejora significativa de la evolución del sector servicios y recuperación de la actividad industrial.

A Madrid le asignan un crecimiento del 1,3 % de su PIB, mientras que Cataluña y Navarra crecerían un 1,1 %, seguido de Canarias, Castilla y León, Galicia y el País Vasco, que aumentarían en un 1 %, en tanto que Asturias se quedaría en cero.

Para 2015, Hispalink otorga a Madrid la mejor posición, con un crecimiento del 2,4, dos décimas más que Cataluña y el País Vasco, si bien todas las autonomías vuelven a tener registros positivos.

El siguiente cuadro refleja, por comunidades autónomas, la tasa de variación del crecimiento económico regional en el período 2013-2015, según Hispalink:

CC.AA 2013 2014 2015

======================================================

Andalucía -1,7 0,8 2,1

Aragón -1,5 0,6 1,7

Asturias -1,7 0,0 1,1

Baleares -0,3 0,8 1,8

Canarias -0,6 1,0 1,8

Cantabria -1,7 0,7 1,8

Castilla y León -1,7 1,0 2,0

Castilla La Mancha -1,7 0,3 1,0

Cataluña -1,0 1,1 2,2

C. Valenciana -1,4 0,9 2,1

Extremadura -1,4 0,7 1,7

Galicia -0,5 1,0 1,9

Madrid -1,3 1,3 2,4

Murcia -1,5 0,6 1,4

Navarra -1,3 1,1 2,1

País Vasco -1,3 1,0 2,2

La Rioja -1,3 0,8 1,8

===========================================================

ESPAÑA -1,3 1,0 2,1