Quantcast

Gobierno y oposición de Camboya incluyen a la ONU en la investigación electoral

No obstante, ambas partes siguen sin consensuar quién o qué institución dirigirá los trabajos, una disensión que contribuye a empeorar la situación en Camboya, donde el Gobierno sacó el jueves soldados y carros blindados a determinadas zonas de la capital para garantizar el orden y evitar las masivas movilizaciones con las que amenazaba la oposición.

El portavoz de la coalición opositora Partido para el Rescate Nacional de Camboya (PRNC), Yim Sovann, confirmó la reunión mantenida ayer entre representantes de ambas formaciones y el acuerdo para que la ONU participe aunque sólo como observador, en vez de dirigir el grupo como pedían ellos, dijo el diario local “Phnom Penh Post”.

Por su parte, el diputado Cheam Yeap, del gobernante Partido del Pueblo de Camboya (PPC), señaló que también buscarán la colaboración en la investigación de organizaciones no gubernamentales especializadas en elecciones.

La propia Comisión Electoral Nacional ha conminado a ambas partes a establecer con rapidez este comité investigador para poder superar la crisis.

Las elecciones generales de Camboya se celebraron el 28 de julio tras una campaña rica en intimidaciones e irregularidades, según la oposición, aunque menos violenta en ocasiones anteriores.

El mismo día de los comicios algunos miembros del Gobierno se atribuyeron la victoria con 68 de los 123 escaños de la Cámara Baja del Parlamento, y dejaron los restantes 55 al opositor PRNC.

El líder del PRNC, Sam Rainsy, rechazó este resultado y dos días después proclamó la victoria de su coalición opositora con 63 diputados, al tiempo que reiteraba la exigencia de que se formase u comité independiente para esclarecer las irregularidades en los comicios.

Desde entonces, la tensión en Camboya no ha cesado de subir, a pesar de las negociaciones entre ambas partes.

La Comisión Electoral Nacional tiene previsto anunciar el resultado oficial de las elecciones a partir de mediados de agosto.

Camboya ha estado gobernada por el PPC, bien en coalición o solo, desde el restablecimiento de la democracia en 1993, a través de un plan auspiciado por la ONU para sacar al país asiático de décadas de guerra civil.

El actual primer ministro, Hun Sen, lleva en el cargo ininterrumpidamente desde 1985, cuando fue investido con el beneplácito del Ejército vietnamita que liberó al país del Jemer Rojo de Pol Pot.

Comentarios de Facebook