Compartir

En un comunicado divulgado hoy en su página web, las FARC señalan que el Ejército, por orden presidencial, ha incrementado los operativos en el selvático departamento del Guaviare, donde fue secuestrado Scott.

En el comunicado, que está fechado el 5 de agosto y lleva la firma del mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), esa guerrilla dice que el Gobierno está buscando el rescate de Scott “por la vía militar, actitud inhumana e irresponsable que pone en riesgo la vida” del “prisionero”, como lo definen.

Las FARC reiteran su intención de devolver al exmilitar “a una comisión que nos brinde confianza” y llama al Gobierno a “la cordura, para evitar un desenlace lamentable como ya ha ocurrido en ocasiones anteriores” en las que se intentaron rescates militares de secuestrados.

En ese sentido, el grupo guerrillero rechaza la decisión del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de no permitir que la exsenadora Piedad Córdoba, forme parte de una comisión humanitaria que recibiría a Scott.

El pasado 19 de julio, las FARC dieron a conocer que habían secuestrado a Scott un mes antes y ofrecieron al Gobierno colombiano liberarlo como un “gesto” dentro de las conversaciones de paz que se celebran en Cuba.

Para la liberación, las FARC pidieron la creación de una comisión humanitaria integrada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la exsenadora Piedad Córdoba y un delegado de la comunidad de Saint Egidio.

Reseñaron, igualmente, que la “captura” de Scott se efectuó en el municipio de El Retorno, del selvático departamento del Guaviare.

El secuestro del estadounidense provocó fuertes críticas a la guerrilla por parte del Gobierno, que considera esa acción como una “violación flagrante” de los compromisos anunciados por las FARC tras iniciar los diálogos de paz en Cuba en noviembre pasado.

El presidente Santos dijo hace algunos días que no permitirá a las FARC un “show mediático” para la liberación de Scott y se negó rotundamente a que la comisión incluya a Córdoba, que ha mediado en una treintena de procesos para liberar a personas secuestardas por las FARC.

En su momento, el ministro colombiano de Defensa, Juan Carlos Pinzón, aseveró que las FARC son responsables de lo que suceda con Scott y que lo único que les queda “es ponerlo en libertad”, sin espectáculos.