Compartir

Lejos de la intranquilidad que sufrieron los mercados hace un año, la Bolsa española ha entrado en agosto con buen pie, hasta el punto de cerrar ayer con su valor más alto de los últimos 18 meses. Aunque solo subió un 0,73% en el día, le bastó para alcanzar los 8.735,50 puntos básicos -durante la jornada llegó a rozar los 8.765 enteros-. En el horizonte tiene ya las siguientes cotas a batir, ambas…