Compartir

El ministro de Justicia, Daniel Figallo, dijo a Radio Programas del Perú (RPP) que su despacho denunciará penalmente a los médicos que resulten responsables si algún paciente muere o resulta con lesiones graves durante la huelga indefinida de los galenos que hoy cumple 25 días a nivel nacional.

Alrededor de 15.000 médicos que trabajan en los hospitales del Ministerio de Salud acatan una huelga indefinida a nivel nacional, a la cual se sumaron por 48 horas los galenos del seguro social que ascienden a 9.000 profesionales.

Las principales demandas de los huelguistas están referidas a incrementos salariales, mejores condiciones de trabajo, nombramientos oficiales en sus cargos y una reforma integral del sistema sanitario.

Figallo agregó que “todas las personas que tengan problemas con la huelga y no tengan acceso a una adecuada defensa, los invoco a acercarse a las instalaciones del Ministerio de Justicia para brindarles la defensa adecuada”.

Minutos después, el presidente de la Federación Médica Peruana, César Palomino, anunció a la prensa que la medida de abandono total de los hospitales se suspendía, aunque la huelga continúa porque aún no han llegado a un acuerdo con el gobierno sobre el incremento de sus salarios.

El legislador Julio Gagó, de la alianza Fuerza Popular del expresidente Alberto Fujimori, declaró en rueda de prensa, en compañía de Palomino, que los médicos “van a reforzar las (atenciones en) emergencias, especialmente pediátrica, de la tercera edad y la que ve la gripe AH1N1”, que ha causado 44 muertes.

El presidente de la Asociación Nacional de Médicos del ministerio de Salud, Jesús Bonilla, informó a RPP que los hospitales que habían sido entregados por los huelguistas están ubicados en Lima, Lambayeque, Cuzco, Madre de Dios, Pucallpa y Piura.

Palomino acudió hoy a la sede de la Presidencia del Consejo de Ministros para sostener una nueva reunión con el jefe de la Unidad de Conflictos, Vladimiro Huaroc, y el viceministro de Salud, José Carlos del Carmen.

El presidente peruano, Ollanta Humala, declaró el jueves que entiende que los médicos requieren una mejora salarial, pero que él prefiere resolver el problema desde una óptica integral porque al final “se tendrá que pagar una factura alta”.