Compartir

La tumba de los familiares de la llamada Gioconda, Lisa Gherdini, ha sido abierta en Florencia para estudiar los restos del marido de la Mona Lisa y de sus hijos para realizar así una comparación genética mediante el examen del ADN.

Los restos están enterrados en la iglesia de la Santísima Anunciación en el complejo de Santa Úrsula en Florencia y se trata de Francesco di Bartolomeo del Giocondo y sus dos hijos, informa el diario Il Giornale de Florencia.

El examen del ADN es el momento clave de la investigación sobre los restos mortales de la Mona Lisa, iniciada hace dos años por el Comité Nacional para la Valoración de los Bienes Históricos en coordinación con las excavaciones llevadas a cabo por las autoridades de la provincia de Florencia en el abandonado monasterio de Santa Úrsula.

Para este último y definitivo examen, después de 300 años ha sido abierta la cripta de Los Mártires, que se encuentra detrás del altar mayor de la Santísima Anunciación, donde se hallan sepultados los restos de la familia del rostro pintado más famoso del mundo por el genio renacentista italiano, Leonardo Da Vinci.

El pasado marzo, ocho esqueletos hallados en las excavaciones del monasterio Santa Úrsula fueron trasladados a Ravena para ser sometidos a estudios científicos.

Según los estudios del antropólogo Silvano Vincenti, la noble florentina y modelo de Leonardo da Vinci podría haber sido enterrada a su muerte, en 1542, en el mismo lugar donde se encontraron los ocho esqueletos que podrían pertenecer a la época en la que se enterró a Mona Lisa.

De hecho tres esqueletos sometidos a la prueba del carbono 14 son compatibles con la edad en la que murió la Mona Lisa, refirió Vinceti, responsable de la investigación.