Compartir

Al menos 30 personas murieron y otra 40 resultaron heridas en un atentado ocurrido ayer durante el funeral de un mando de la Policía en la ciudad de Qüetta, en el oeste de Pakistán. El ataque, cometido por un terrorista suicida, tuvo lugar cerca de una mezquita de un complejo policial junto a la cual se estaba celebrando la ceremonia religiosa por el agente, que había muerto en otro ataque esa mis…