Compartir

“Voy a tener una rueda de prensa mañana”, dijo Obama desde el Despacho Oval, evadiendo varias preguntas de los periodistas tras concluir una reunión bilateral con el primer ministro de Grecia, Antonis Samaras.

El mandatario no precisó la hora de la rueda de prensa, que ha generado muchas expectativas en Washington debido a asuntos como las tensiones con Rusia por el asilo político al extécnico de la CIA Edward Snowden y los enfrentamientos con el Congreso en materia fiscal o sobre la reforma sanitaria, entre otros.

El pasado 19 de julio, durante una sorpresiva aparición en la sala de prensa, Obama se comprometió a programar una “conferencia de prensa amplia” para discutir asuntos como la economía y la reforma migratoria, dos de las máximas prioridades de su segundo mandato, aunque en esa ocasión no dio fecha.

Sería su primera rueda de prensa desde el pasado 30 de abril y se producirá poco antes de que el mandatario emprenda una semana de vacaciones en Martha's Vineyard.