Quantcast

Ambientalistas aplauden la prohibición de la pesca de arrastre en Costa Rica

Para el director general de la Fundación MarViva, Jorge Arturo Jiménez, la decisión de los magistrados de no emitir nuevos permisos ni renovar las licencias vigentes para pesca de arrastre, “es un paso muy positivo hacia una gestión sostenible de los recursos marinos en el país”.

“Era necesario prohibir este tipo de pesca que destruye los fondos marinos y captura todo a su paso, genera un daño ambiental irreparable y pone en riesgo la actividad de las más de 16.000 personas que viven de la pesca artesanal”, afirmó.

La pesca de arrastre “ha venido afectando directamente la industria pesquera costarricense, pues provoca la sobre explotación de especies, y destruye las zonas de pesca donde trabajan nuestras comunidades”, indicó MarViva en un comunicado.

Para Jiménez, el mayor perjuicio de la pesca de arrastre es que conlleva la captura de todo tipo especies que luego son desechadas.

“Ante la disminución drástica del camarón, las embarcaciones camaroneras pescan, con estas grandes redes, en las zonas donde se encuentra el pargo, la corvina, el congrio, entre otros, y acaban con todo a su paso”, explicó.

“Costa Rica está dando un ejemplo de sostenibilidad al mundo. Aunque el daño que ha ocasionado este tipo de pesca es severo, la sentencia de la Sala nos da la posibilidad como país de asumir un compromiso real para promover el uso de técnicas de pesca que sean ambientalmente sostenibles y que garanticen el recurso marino para las presentes y futuras generaciones” subrayó el activista.

Por su parte el Frente por Nuestros Mares, que agrupa a varias organizaciones ambientalistas del país, recibió con positivismo la sentencia pero lamentó que los magistrados “no hayan adoptado la nulidad de las licencias ya concedidas, las cuales tendrán vigencia por el resto del plazo que fueron otorgadas”.

Los grupos ecologistas advirtieron que se mantendrán “vigilantes” para evaluar la labor de las autoridades pesqueras locales “en lo que se refiere a la fiscalización de estas licencias”.

“Aplaudimos las acciones tomadas, sin embargo instamos a los costarricenses a hacer conciencia respecto a las necesidades urgentes de nuestros mares. Sin duda damos pasos importantes en favor de un ambiente sano y de la sostenibilidad de miles de pescadores artesanales que se veían afectados por los dañinos impactos de las redes de arrastre”, dijo el vocero del Frente, Wagner Quirós.

Un estudio del Fisheries Centre de la Universidad de British Columbia de este año indicó que anualmente en Costa Rica se capturan unas 30.000 toneladas de peces accidentalmente, el doble de lo que el país reporta a la FAO.

La estimación es que en Costa Rica, por cada kilogramo de camarón se sacrificaron 7,5 kilos de fauna de acompañamiento.

Comentarios de Facebook