Compartir

Los precios de la gasolina y del gasóleo han iniciado el mes de agosto con un descenso de hasta un 0,9 %, tras haber cerrado julio con un encarecimiento del 3,6 % y del 3,3 % respectivamente según el Boletín Petrolero de la Unión Europea.

El litro de gasolina se situó en la primera semana de agosto en 1,457 euros, lo que supone una caída del 0,9% con respecto a la semana precedente que costaba 1,471 euros. Por su parte, el precio del gasóleo retrocedió un 0,8 %, desde los 1,376 euros de la última semana de julio hasta los 1,364 euros del primer lunes de agosto.

De esta manera, los combustibles dan un pequeño respiro, tras el repunte en los precios de la última semana de julio, y siguen lejos de sus récords históricos de agosto del año pasado (1,518 euros en la gasolina y 1,522 euros en el gasóleo).

El precio del litro de gasolina se ha encarecido en lo que va de año un 4 %, mientras que el de gasóleo es un 0,14 % más caro que en enero. Con respecto a la misma semana del mes de agosto del pasado año, el precio del litro de gasolina es un 1,1 % más caro y el del diésel, un 0,2 %.

Así, en los precios actuales, el llenado de un vehículo de gasolina con un depósito de 55 litros cuesta 80,1 euros, un euro más que hace un año. En el caso del gasóleo, supone un desembolso de 75,02 euros, también un euro más que en agosto de 2012.

No obstante, el precio de los carburantes sigue siendo en España inferior a la media ponderada comunitaria. De hecho, la gasolina alcanza los 1,59 euros por litro en la UE de los 28 y los 1,63 euros en la eurozona, mientras que en el caso del diésel, el precio se sitúa en 1,44 euros por litro en la UE de los 28 y en 1,43 euros en la eurozona.