martes, 29 septiembre 2020 10:05

Israel promueve la construcción de mil casas en colonias en Palestina, según una ONG

El Alto Comité de Planificación de la Administración Civil (organismo militar israelí que gestiona la ocupación) se reunió ayer para debatir la promoción de 1.096 viviendas en 21 planes de edificación para 11 asentamientos, informó a Efe esa organización pacifista.

El organismo militar aprobó que los planes para 949 casas sean “depositados” (publicados y sometidos a objeciones públicas, una de las fases iniciales de aprobación) y otros 147 sean “validados”, quedando pendientes solo de la publicación definitiva.

“Esta decisión muestra la verdadera intención de (el primer ministro israelí Benjamín) Netanyahu cuando por un lado acude a las negociaciones de paz y al mismo tiempo promueve más de mil viviendas en asentamientos lejanos, algunas de ellas en una colonia ilegal (para Israel, para la comunidad internacional todas lo son)”, declaró a Efe Lior Amihai, portavoz de Shalom Ajshav.

El caso al que se refiere es el del “outpost” (puesto de avanzada o proto-asentamiento) de Nahlei Tal, cerca de Ramala, que hasta ahora cuenta con tan solo un puñado de caravanas y que, según los nuevos planes, se convertirá en una colonia con 225 viviendas permanentes.

La ONG considera “dramática” la decisión, especialmente por la ubicación de las colonias en cuestión, ya que solo uno de los planes aprobados está ubicado dentro de la barrera de separación que Israel ha construido en Cisjordania.

“Esto demuestra la importancia de que haya una congelación de los asentamientos y muestra por qué no debemos permitir que continúe la construcción en ellos”, señaló Amihai.

Según él, la ampliación de las colonias no impedirá la creación de un Estado palestino, porque siempre pueden desmantelarse, pero si lo hará “mucho más difícil y costoso”.

Shalom Ajshav denuncia que la proto-colonia de Nahlei Tal será legalizada a través de estos planes porque entiende que así se “refuerza la habilidad de los colonos de actuar ilegalmente y con impunidad”.

Negociadores israelíes y palestinos iniciaron el pasado día 29 en Washington los primeros contactos directos para reiniciar las negociaciones de paz, estancadas desde hace tres años, y se espera que mantengan el segundo encuentro la próxima semana en Jerusalén.

Desde septiembre de 2010, el presidente palestino, Mahmud Abás, exigía a Netanyahu la paralización de los asentamientos como condición para sentarse a negociar pero, finalmente, optó regresar al diálogo aunque Israel no se comprometiese a ello.