Compartir

La «casa de los horrores» donde Ariel Castro secuestró durante una década a tres chicas en Cleveland (Ohio, EEUU) fue demolida hoy por las autoridades como parte del acuerdo judicial por el que fue condenado a cadena perpetua.El primer golpe de demolición fue dado por Peggy Arida, la tía de Gina DeJesús, una de las jóvenes secuestradas.«Tenía tanta rabia dentro de mí que quería hacerlo. Me sentí m…