Compartir

El acusado de la matanza de trece personas en 2009 en Fort Hood (Texas) reclama para sí mismo la pena de muerte. El juicio comenzó ayer bajo esa polémica y tuvo que ser suspendido para poder deliberar porque hay abogados que protestaron por la actitud del acusado. El psiquiatra militar estadounidense Nidal Hassan, que ha optado por defenderse él mismo, está acusado de actuar como un lobo solitario…