Compartir

Una sociedad laboral para salvar la fábrica de B3, la antigua Alcatel, que está amenazada de cierre con lo que sus 223 trabajadores se irían a la calle. Es la propuesta denominada Maliaño de Cable presentada por el director de la planta, Ignacio Adalia, y un grupo de trabajadores de UGT. La oferta plantea la subrogación de una horquilla de entre 15 y 47 empleados. Pero hace falta soporte económico…