Compartir

El psiquiatra militar estadounidense Nidal Hasan, acusado de asesinar a trece soldados y de herir a 32 en la base militar de Fort Hood, en Texas, el 5 de noviembre de 2009, está presentando una defensa que está “alentando” la pena de muerte, según ha señalado uno de sus asesores legales, el teniente coronel Kris Poppe.

Según Poppe, Hasan, que se está defendiendo a sí mismo, está “alentando o trabajando por la pena de muerte”. Asimismo, ha solicitado al juez del tribunal militar que reduzca el papel del equipo de asesores legales del psiquiatra porque los abogados no quieren contribuir a conseguir esta condena.

El juez ha suspendido el juicio en lo que queda de día para considerar la propuesta del equipo de asesores legales de Hasan, cuya labor es la de asegurarse que su caso es llevado de la manera apropiada.