Compartir

El presidente de EE UU, Barack Obama, ha cancelado la reunión planeada con su homólogo ruso, Vladímir Putin, en septiembre por las tensiones que motivó la concesión de asilo temporal a Edward Snowden por parte de Moscú, ha informado este miércoles una fuente de la Casa Blanca.

Obama preveía reunirse con Putin en Moscú antes de asistir a la Cumbre del G20 que tendrá lugar en septiembre en la ciudad rusa de San Petersburgo. “Después de una cuidadosa revisión que comenzó en julio, hemos llegado a la conclusión de que no hay suficiente progreso reciente en nuestra agenda bilateral como para celebrar la cumbre EE UU-Rusia a comienzos de septiembre”, detalló la Casa Blanca en un comunicado. La decisión “decepcionante” de Rusia de otorgar asilo temporal al exanalista de la CIA Snowden “fue un factor que se consideró en la evaluación de la situación actual de nuestra relación bilateral”, agregó la residencia presidencial.

Además, la Casa Blanca cita como argumento para la cancelación de la cumbre la “falta de avances” en temas como la defensa antimisiles, las relaciones comerciales, asuntos de seguridad global y de derechos humanos, entre otros. “Se ha informado al Gobierno ruso de que creemos que sería más constructivo posponer la cumbre hasta que tengamos más resultados en nuestra agenda compartida”, ha agregado.

En una entrevista con el programa 'The Tonight Show' de Jay Leno, Obama se declaró la noche del martes decepcionado con la decisión de Rusia de otorgar asilo a Snowden, acusado de espionaje por haber revelado los programas secretos de vigilancia de las comunicaciones de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EE UU. “Hay momentos en los que (los rusos) vuelven a caer en el pensamiento y la mentalidad de la Guerra Fría. Lo que les decimos, a ellos y al presidente Putin, es que eso es el pasado”, afirmó Obama en esa entrevista con el programa de la cadena NBC.

Cumbre en San Petersburgo

Tras conocerse la semana pasada el asilo temporal concedido por Rusia a Snowden la Casa Blanca dijo que estaba evaluando la “utilidad” de la reunión bilateral prevista entre Obama y Putin. Lo que se mantiene en pie es la asistencia del presidente estadounidense a la cumbre del G20 en San Petersburgo.

La última vez que Obama y Putin tuvieron un encuentro bilateral fue en junio pasado, en coincidencia con la cumbre del G8 celebrada en Irlanda del Norte. Los titulares de Exteriores y Defensa de EE UU, John Kerry y Chuck Hagel, prevén reunirse este viernes en Washington con sus homólogos rusos, Serguei Lavrov y Sergei Shoigu, en un diálogo de alto nivel en el que se espera que cobre protagonismo el caso Snowden y la situación en Siria.

El Departamento de Estado anunció ayer la reunión, un diálogo bilateral de alto nivel que se celebra a nivel anual y que las autoridades estadounidenses han decidido mantener por ahora pese al asilo otorgado al exanalista de la CIA y excontratista de la NSA. La Casa Blanca confirmó hoy que esa reunión sigue en pie para abordar “la mejor forma de avanzar” en toda la gama de asuntos de la relación bilateral.

La respuesta del Kremlin

Por su parte, el Kremlin ha expresado su “decepción” por la cancelación. “Estamos decepcionados con la decisión de la administración estadounidense de anular la visita que estaba prevista a Moscú del presidente Obama para principios de septiembre”, ha dicho Yuri Ushakov, consejero del presidente ruso, a los periodistas, según las agencias rusas.

Ha asegurado que “el presidente de EE UU fue invitado a visitar Rusia, y esa invitación sigue en pie”, y ha considerado “evidente” que la decisión de EE UU tiene relación con la concesión de asilo temporal al excontratista de la CIA Edward Snowden. “Está claro que esta decisión está relacionada con una situación que nosotros no hemos creado”, ha dicho, refiriéndose a la concesión de asilo temporal en Rusia a Snowden, después de que el joven estadounidense permaneciera casi un mes y medio atrapado en un aeropuerto de Moscú sin poder volar a otro país. “Este problema testifica que EE UU sigue sin estar preparado para construir una relación de igualdad”, ha agregado el representante del Kremlin. Ushakov ha subrayado que “los representantes rusos están dispuestos a seguir trabajando en el futuro con sus socios estadounidenses sobre todas las cuestiones clave de la agenda bilateral y multilateral”.