Compartir

El componente principal del dispositivo, que probablemente suministrará la taiwanesa Himax Display Inc., costará entre 22 y 26 euros y será la parte más costosa del aparato, según el investigador.

“Los dispositivos móviles que pueden llevarse puestos en el cuerpo registrarán una primera oleada de crecimiento entre los próximos uno y tres años, para luego llegar a un uso masivo cuando el mercado madure”, dijo Tsai.

El Instituto de Investigación Topológica predice que el volumen de ventas de dispositivos que pueden llevarse en el cuerpo pasará de 903 millones de euros en 2011 a los 13.780 millones en 2018.

La empresa de investigación de mercados IHS Inc. augura, además, que desde el año 2012 al 2016 se venderán 10 millones de gafas inteligentes.

En abril del 2012, Google anunció pruebas de sus gafas inteligentes, que son un híbrido entre un ordenador móvil y unas gafas y pueden grabar vídeo, acceder a los mensajes electrónicos y navegar por la red.

El dispositivo de Google incorpora una cámara y cuenta con 12 gigabits de memoria y conexión Wifi, según informó la compañía en la presentación del producto.

Google comenzó a enviar las gafas a desarrolladores a un precio de 1.130 euros y se espera que salgan al mercado general a finales de este año.