Compartir

A la legionelosis se le considera una enfermedad emergente, debido a que cada año hay más instalaciones de refrigeración colectivas: la Red de Vigilancia Epidemiológica registró 1.077 casos en España durante 2012, algo más que el año anterior, cuando hubo 938 personas diagnosticadas. Esto significa que afecta a 2,33 individuos por cada 100.000 habitantes.

La bacteria ataca los pulmones y sus síntomas suelen ser fiebre, cefalea, astenia, dolores musculares y tos, para desencadenar, si no es tratada adecuadamente, esputos con sangre o dolor torácico fuerte. La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) recomienda prevenirla con un correcto mantenimiento de las instalaciones de fuentes, condensadores, aspersores de riego, sistemas de agua sanitaria y torres de agua para refrigeración de aire acondicionado.

El efecto del verano y la falta de mantenimiento

?La bacteria de la legionelosis es peligrosa cuando coloniza torres de refrigeración u otras instalaciones con agua estancada a temperaturas templadas, como las que se producen en verano en España?, explica el doctor José María García, coordinador del área de Enfermedades Infecciosas de SEPAR. ?Si las bacterias se dispersan en el aire en forma de gotas minúsculas, pueden penetrar en las vías aéreas y causar neumonías?.

Aunque no se ha determinado que el contagio se produzca de persona a persona, ni haya pruebas de infección a través de los aires acondicionados de coche o domésticos, sí pueden producirse brotes de legionelosis, sobre todo en verano, cuando existe agua contaminada con la bacteria en lugares públicos, y el aerosol que las dispersa es inhalado por las personas.

La enfermedad en cifras

?El periodo de incubación normalmente se produce entre 2 y 10 días?, afirma el doctor García. ?Si la enfermedad se trata a tiempo, el índice de mortalidad no supera el 6% pero si se inicia pasadas 48 horas del comienzo del cuadro, el porcentaje puede aumentar al 25%, de allí la importancia de la detección precoz?.

En España, las comunidades que presentaron en 2012 más casos de legionelosis, conocida como la enfermedad del legionario, fue Cataluña con 245, Valencia con 240 y Madrid con 115 casos.