Compartir

El periodista del diario británico 'The Guardian' que publicó los documentos filtrados por el exagente de Inteligencia Edward Snowden sobre el espionaje del Gobierno de Estados Unidos en Internet, Glenn Greenwald, ha anunciado que “en los próximos 10 días” habrá nuevas revelaciones. “Va a haber más revelaciones sobre el programa de espionaje del Gobierno de Estados Unidos y sobre la manera en que están invadiendo las comunicaciones de Brasil y Latinoamérica”, ha dicho en su comparecencia de este martes ante la comisión parlamentaria de Brasil que está investigando el supuesto espionaje de Estados Unidos.

Greenwald ha subrayado que “los artículos que se han publicado hasta ahora son una parte ínfima” del contenido de los documentos filtrados por Snowden y ha explicado que todavía no han salido a la luz en su totalidad porque algunos “son muy complejos”. Interrogado sobre quiénes poseen dicho documentos, ha asegurado que solamente están en sus manos y en las de la directora de cine Laura Poitras, descartando que Wikileaks los tenga.

Por otro lado, Greenwald ha asegurado que Snowden “está bien” y que pretende quedarse en Moscú “todo el tiempo que sea necesario hasta que pueda asegurar su situación”. “Hablo mucho con él, casi todos los días. Usamos una codificación muy fuerte para comunicarnos”, ha dicho.

El pasado 7 de junio, Snowden reveló a la prensa que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) posee un programa llamado PRISM con el que accede a los servidores de nueve empresas de Internet, con su consentimiento, para recabar información útil para Inteligencia. A ello el diario brasileño 'O Globo' añadió que la NSA espió a países latinoamericanos con programas que pueden controlar miles de millones de correos electrónicos y llamadas telefónicas por cualquier tipo de actividad sospechosa.

Cuando el escándalo salió a la luz, el exagente de Inteligencia estaba en Hong Kong, pero una semana después decidió abandonar la ex colonia británica rumbo a Moscú, donde ha permanecido en el Aeropuerto Internacional de Sheremetyevo como “pasajero en tránsito”. Snowden solicitó asilo político a 21 países, entre ellos España, pero finalmente fue Rusia quien se lo concedió el pasado jueves por una duración máxima de un año, aunque subrayando que espera que no afecte a las relaciones con Estados Unidos.