Compartir

Por lo dicho y hecho ayer, no parece que a corto plazo el Govern se proponga a corto plazo atajar el problema que en la víspera denunció con un informe el Síndic de Greuges, Rafael Ribó: el aumento de casos de malnutrición entre los niños catalanes de 0 a 16 años. Según reveló el defensor del pueblo catalán, cerca de 50.000 niños catalanes sufren privaciones alimentarias -no pueden comer carne o p…