Compartir

Fuentes de Exteriores explicaron que se está “en continuo contacto” con los principales aliados occidentales para analizar la situación.

La embajada alemana en Saná quedó cerrada el pasado fin de semana, pero inicialmente se preveía reabrirla este martes.

Exteriores envió ayer instrucciones a sus embajadas en el mundo árabe para que extremen las precauciones, aunque por el momento solo ha clausurado la de la capital yemení.

Las medidas adoptadas por Berlín siguen a la alerta difundida por EEUU a escala mundial ante el temor a ataques terroristas de la red Al Qaeda.