Compartir

La Comisión Europea prevé mantener una reunión con las autoridades españolas en septiembre u octubre para abordar la cuestión de Gibraltar y los controles en la frontera que han criticado desde El Peñón y desde el Gobierno británico.

Por estos controles, Bruselas también ha recibido numerosas quejas de parte de ciudadanos, según ha anunciado la institución este lunes.

“Tenemos la intención de retomar este asunto en una reunión, probablemente aquí en Bruselas, en septiembre y octubre”, ha dicho en una rueda de prensa un portavoz comunitario, que ha explicado que los servicios de la dirección general de Interior de la Comisión “sigue” el caso.

El Ejecutivo comunitario recibió las primeras reclamaciones por las consecuencias de los controles fronterizos la pasada primavera, a través de “quejas de ciudadanos”, pero también de varios eurodiputados.

Entonces, Bruselas remitió una carta al Gobierno de Mariano Rajoy pidiendo “aclaraciones” sobre los controles y su impacto en la circulación de personas y mercancías.

Fuentes comunitarias han informado de que el Gobierno respondió a esta carta el pasado mes de junio indicando que los controles cumplían con las normas y que los retrasos ocasionados eran “puntuales”, y que en ningún caso suponían un “obstáculo” en el paso fronterizo.

Bruselas dio por buena esta respuesta al no pedir más explicaciones después.

Sin embargo, lo sucedido en las dos últimas semanas ha llevado a la Comisión a tomar la iniciativa y solicitar a las autoridades españolas una reunión en Bruselas “en septiembre u octubre”, aunque las fuentes europeas consultadas no pueden confirmar si ha habido una respuesta formal de parte de España.

Se trata de una reunión en la que sólo participaría la parte española, y no la británica ni la gibraltareña, con el objetivo de recabar información sobre lo ocurrido en las dos últimas semanas.