Compartir

El presidente de la comisión técnica promovida por el Ministerio de Fomento para que le asesore en materia ferroviaria, Ignacio Barrón de Angoiti, considera que el sistema ferroviario español presenta “un alto nivel” en comparación con otros países, aunque reconoce que “todo es mejorable”.

“Margen de mejora siempre hay, depende de en qué, en algunos aspectos puede haberlo más que en otros. Todo es mejorable, pero de forma razonable, porque todos no podemos ir en mercedes, ni todas las ciudades españolas pueden tener metro o todos los transportes”, ha indicado Barrón de Angoiti tras la primera reunión de la comisión, constituida tras el accidente ferroviario del 24 de julio registrado en Santiago. “Todo es mejorable, pero el sistema ferroviario español está en un muy alto nivel en comparación con otros del mundo”, ha sintetizado el presidente de la comisión, quien actualmente ocupa un puesto directivo en la Unión Internacional del Ferrocarriles (UIC).

Barrón de Angoiti ha asegurado que la comisión no tiene como misión analizar el accidente ferroviario registrado el pasado 24 de julio en Santiago de Compostela. No obstante, aunque no ha podido determinar si su constitución estaba prevista antes del siniestro, sí ha asegurado que la reunión celebrada este lunes no estaba convocada previamente.

“No es nuestra misión analizar el accidente”, ha afirmado el presidente de la Comisión, si bien ha indicado que los sistemas de seguridad y señalización ferroviarios se incluirán en su análisis. “Pero no criticaremos ni seremos especialmente ácidos con estos sistemas, porque es algo muy técnico y existe una normativa europea y española”, ha añadido.

En cualquier caso, considera “oportuna” la constitución de esta comisión , “al margen de los recientes acontecimientos”, dado que otros países han constituido organismos similares. “Y no debe ser extraño que un sistema tan complejo como el ferroviario cuente con el refuerzo de una comisión , cuyo fin será ayudar a mejorar y contribuir a que el ferrocarril siga estando a la vanguardia mundial”, argumentó.

Informe “no vinculante”

Según ha explicado, la comisión tiene como objetivo elaborar en el plazo de seis meses un informe “no vinculante” sobre el sector, su comparativa con los países del entorno y analizar medidas para el refuerzo y la mejora de la seguridad.

El presidente del grupo ha destacado el carácter “multidisciplinar” de los diez vocales que lo conforman, dado que suponen una “amplia representación de todos los sectores que tienen que ver con el ferrocarril (la infraestructura, la seguridad, el mantenimiento, la formación…)”. Además, ha asegurado que la comisión no será un organismo cerrado, sino que recabará el apoyo de profesionales de Renfe y Adif e invitarán a participar a expertos que puedan realizar contribuciones.

En su primera reunión, celebrada este lunes en el Ministerio de Fomento, la comisión ha diseñado y organizó su plan de trabajo y el calendario de reuniones, que prevén se celebren al menos una vez al mes. Esta semana, la ministra de Fomento, Ana Pastor, comparecerá el próximo viernes en el Congreso de los Diputados, a petición propia, para informar de las actuaciones del departamento que encabeza relacionadas con el accidente ferroviario de Santiago de Compostela. Un día antes acudirán a la Cámara Baja los presidentes de Renfe y Adif, Julio Gómez-Pomar y Gonzalo Ferre, respectivamente, por el mismo motivo.